Circulos de Maternidad

 

Asi como nació desde mis entrañas un nuevo ser junto con una nueva YO, nace mi necesidad e interés de poder compartir mi experiencia tanto como terapeuta y mamá, armando los circulos de maternidad, donde podremos crear una amorosa y contenedora red de apoyo tan importante para todas las madres tanto primerizas como no, donde nos re-encontramos con nosotras, nuestras dificultades, inquietudes, desahogos e inseguridades que van surgiendo en éste gran camino de la maternidad asi como aprender a criar a nuestros cachorros en amor y respeto.

 
Ser mamá te cambia. Lo quieras o no. No puedes ir tras “recuperar el cuerpo de antes, la actividad de antes, la forma de trabajar o de ser pareja/amiga/hermana” pues después de un nacimiento, algo muere y algo más que un bebé, nace. Nace una faceta que no conocías de ti, por más que hayas criado sobrinos y lo que quieras creer. Este es TÚ bebe, salió de ti y ahora al otro lado de la piel, ver esa cría inmadura y perfecta nos estremece de emoción. No siempre es fácil el cambio. Y no me refiero solo a la poca o nula libertad que ahora sientes que tienes, sino al cambio de identidad que un nacimiento genera en ti. Es imposible ser “la de antes” luego de una experiencia tan remecedora como es dar vida a otro ser. Yo tras una semana de parir a mi hijo mayor un día literalmente sentí que entendía “la vida”, pensé: “así que así empieza la vida”. Me emocione y me agobie a la vez, y todo revuelto. Y todo dentro de las 4 paredes de mi departamento de ese entonces. La cosa no cambia tras los años, son otros desafíos, pero la identidad sigue mutando. Encontrarse con lo que emerge tras un parto es trascendental para darle un nuevo sentido a mi vida más allá de ser madre y tras el ser madre.
Nace un hijo pareciera que un velo se cae. Me veo distinta y conforme pasan los meses, ya no me gusta lo mismo, mis relaciones están en crisis, algunas nuevas han aparecido, las de siempre siento que se fueron. No queda más remedio que entregarme al cambio. ¿Como lo hago?! Miedo, soledad, y esa sensación de ¿quien soy yo?, “¿quien es esta que veo en el espejo?” me invade, mientras el corazón- brújula me muestra hacia donde dirigirme en el encuentro con lo más profundo de mi. ¿Logro escucharlo, descodificar los mensajes?, ¿comprender lo que mi alma está ahora necesitando? Lo que mi hijo ó hija me viene a enseñar? 

 

 
En este Nuevo círculo de mujeres sobre maternidad, trabajaremos la identidad que emerge tras el parto. Saber quien soy hoy, con la madre que soy, la mujer que soy y cuál es mi norte. ¿Te gustaría saber tu propósito de vida?, ¿en que sentirte cómoda, encontrar tu real vocación? Quien soy y quien quiero ser están muy lejos una de otra? . Será un trabajo psicoterapéutico, individual, pero a la vez con todo el poder de espejearse y aprender/desaprender con las otras, hacer tribu, dejarse sostener por las demás. El poder de la terapia floral y la medicina natural y energética, serán otro de los pilares. 
 

¿Cúal es la diferencia luego de éste circulo? A mayor autoconsciencia, más poderes, saberes y herramientas tendrás…. Para tu autoestima, para tu maternaje, para tu vida. Para ser tu y nadie más, para ser auténtica y amarte tal cual eres. 

Que El Paso a la maternidad, tengas uno o más hijos, sea lleno de crecimiento interior y dicha. 

 
¿DE QUE SE TRATA?
 Cada círculo lo creamos entre todas, donde tú serás contenida y a vez contenedora de las demás mujeres. Nos sentaremos en círculo, mirandonos a los ojos y al corazón. Hablaremos, trabajaremos dinámicas grupales e individuales, alrededor de un lugar sagrado que construiremos entre todas.
En un círculo no hay juicios ni comparaciones, todas somos iguales y a todas nos pasan cosas IMPORTANTES, que en respeto y escucha activa se van transmutando en nuestro interior a través de los ejercicios que haremos y del poder sanador de la energía que cada una traerá a éste lugar sagrado que vamos a forjar entre todas. La jornada tendrá un carácter de círculo/taller psicoterapéutico en que se integran diferentes herramientas de la psicología, junto a otras técnicas de sanación y salud holística, todo ello para facilitar en cada mujer la conexión con su propia sabiduría y voz interior, facilitando así el despertar de mi identidad, de mi autenticidad, y desde ahí, de la libertad de ser yo misma. 
 
 
 
Y si! Hay estadísticas, hay datos.... Un círculo de mujeres brinda múltiples beneficios no sólo para mamá e hijos, sino para toda la familia:
- Disminuye el riesgo de depresión postparto
- Fomenta el apego seguro entre mamá y bebé y/o mejora la calidad del apego ya existente
- Aumenta la sensación de bienestar psicoemocional de la madre
- Ayuda a que mamá esté mejor conectada con las necesidades del bebé
- Ayuda a la lactancia materna
- Mejora la intuición y aumenta las certezas, aumenta la seguridad personal
- Esclarece los miedos y aprensiones propias de la maternidad en sus distintas etapas
- Nos abre a ver la maternidad como una oportunidad de crecimiento personal y goce. Dejar atrás el mandato de que maternar es un sacrificio!
- Nos centra en soluciones y no en problemas
- Mejora la relación de pareja, la comunicación y empatía
- Mejora nuestras sexualidades, nos empodera y nos liberamos de viejas pautas
- Disminuye el riesgo de enfermedades y dolencias físicas. 
- Sanamos la vivencia de nuestros partos y los partos de nuestros hijos, aumentando la posibilidad de futuros partos más respetados e informados.
- Aumenta el autoestima y autovalía
- Aumenta la sensación de eficacia personal
- Mejora mi relación con mi cuerpo y autoimagen
-El encuentro con otras mujeres aumenta la producción de occitocina, la hormona del amor, encargada del placer
- Aprendemos de otras experiencias, enriqueciendo la nuestra
- Nos apoyamos con otras mujeres madres, creando lazos de amistad
 
¿En qué ahorras?: En doctores, remedios, fármacos para relajarte, masajes descontracturantes, psicólogos infantiles, psiquiatras, psicólogos de pareja, de adultos! fines de semana para tratar de recomponer la relación, etc, etc.! Si estás bien, sostenida, aprendiendo de tí... todo fluye mejor para contigo misma y tus relaciones.
 
 
 
Abrazos y besos de luz de luna!