La Psicoterapia Floral es la fusión complementariamente amorosa entre dos terapias, la psicoterapia y la terapia floral

 
Como Psicóloga clínica - psicoterapeuta acreditada y Terapeuta Floral acreditada  aplico ambas terapias en forma conjunta ya que se potencian y acelera el tratamiento aproximadamente en un 40%, de acuerdo a mi experiencia clínica. También ambas terapias se pueden tomar en forma separada.
 
La Psicoterapia  posracionalista en conjunto con la Terapia Floral  aborda cualquier tipo de problemática desde la auto-observación activa, generando toma de consciencia de la forma en como me vivo y experimento emocionalmente las situaciones que me llevan a consultar, así como también cualquier vivencia de la vida cotidiana. Ésto genera un profundo cambio en mi, ya que al ser consciente de cómo funciono desde mis programaciones automáticas, me ayuda a conocer y comprender mis emociones y la forma en cómo interpreto y me explico las cosas que me pasan, lo que me lleva al cambio y crecimiento personal, el saber algo que antes no sabía de mi, es un viaje de ida a la sanación. al tomar consciencia, nunca más volvemos a ver las cosas como antes. Las flores acompañan este proceso aportando en el "darse cuenta", equilibrando nuestras emociones y pensamientos, lo que nos proporciona un estado anímico general, de mejor abordaje para hacer el trabajo psicoterapéutico. El paciente logra rápidamente mayor armonía para comenzar a abordar sus temas, ya no desde el dolor, sino desde una mayor tranquilidad interior, empoderándose y sintiéndose generador de su propio cambio, donde las esencias florales actúan de acuerdo a la capacidad interna de auto superación, por lo tanto es un proceso personal y no una ayuda externa como es en la medicina alópata.  El tratamiento de Psicoterapia Floral  comprende las herramientas psicoterapéuticas  y la terapia floral abarca el equilibrio energético vibracional que afecta, limpia y re-estructura el cuerpo mental, emocional, físico y espiritual, comprendiendo al consultante como un ser holístico, que sana cada una de las áreas en donde se siente o está desequilibrado. En mis terapias, el consultante es totalmente protagonista de su proceso personal.

El trabajo terapéutico de cada sesión aborda entonces la Psicotera postracionalista y la terapia floral. En algunas sesiones se puede trabajar además con Reiki, actuando como catalizador de cambio, limpiando y a la vez generando cambios a nivel integral en el consultante. El reiki es una poderosa herramienta de limpieza e incluye revocación de mandatos y decretos pasados, sanación del árbol familiar y liberación de temas profundos y sutiles. Con reiki se trabaja a nivel emocional, físico, mental, kármico y constelar de manera profunda y consolidando los cambios junto con la psicoterapia floral.

La atención está dirigida a adolescentes (11 años en adelante), adultos y terapia de pareja. Como especialista en perinatalidad, trabajo con mamás y/o papás en procesos de pre-concepción, gestación, parto, puerperio y crianza.
 
Cada sesión individual (presencial) tiene una duración de 50 minutos.
Cada sesión de pareja, tiene una duración de 1 hora y media.

 

 

¿Cómo es que la Psicología y la Terapia Floral se conjugan en pro de la salud de las personas?

Hay que partir de la base que la psicología y la terapia floral son distintas, con paradigmas y metodologías diferentes, sin embargo, con la misma misión con respecto al ser humano: conocer, comprender, aprender, explicar, crecer, evolucionar. La psicoterapia, que es la forma de intervención de la psicología clínica, se ocupa de mejorar la calidad de vida del consultante, a través del cuerpo mental y emocional al hacer consciente aquellos procesos por los que estoy transitando. La terapia floral por su parte, llega desde el cuerpo emocional a re-equilibrar el cuerpo mental, físico y espiritual. Las flores, literalmente hacen "aflorar" las emociones, para verlas, saborearlas, acompañada de una guía amorosa y así, poder enfrentarlas y sanarlas. El conocimiento y experiencia que ha desarrollado la psicología para conocer la mente humana se conjuga como un puzzle sincrónicamente armonioso con la búsqueda de las causas emocionales que provocaban desequilibrios físicos y mentales que llevaron a Edward Bach a crear la terapia floral. Somos un todo, el SER no es sólo físico, o sólo mental, somos mente, cuerpo y emociones que se conectan unas con otras, somos una triada que se afecta constantemente, somos seres potencialmente perfectibles, somos almas que al contacto con nuestras personalidades, gatillamos desequilibrios que venimos a aprender a desenmarañar en este día de escuela llamada vida.

 Al unir la terapia floral en un proceso psicoterapéutico, logramos hacer conciente y poner en palabras el proceso, lo cual nos permite ir comprendiendo lo que nos pasa y facilitar el cambio. Desde lo mental y lo emocional, ambas terapias convergen para abarcar al ser humano, como un ser integral, pensante, sintiente, caóticamente hermoso y complejo a la vez. El beneficio de utilizar ambas terapias hace que la persona sane de forma holística, integrativa, comprendiendo y alineándose por completo con todos sus cuerpos sutiles, brindando armonía a su personalidad, pero más aún, a su alma, contribuyendo a que ella siga vida tras vida desarrollando los dones y aprendiendo de aquellos defectos, que no son más que oportunidades para ser la mejor versión de uno mismo, la evolución personal.

Solicita tu hora aquí

Psicoterapia

 

En este espacio terapéutico, se trabajan los temas a convenir con el consultante en un momento de diálogo que busca fomentar una mayor compresión de nosotros mismos, elaborar herramientas para resolución de problemas pudiendo re-organizar la forma en como proceso y experimento las temáticas conflictivas que me llevan a consultar, permitiendo una mejora sustancial en mi calidad de vida. Permite elaborar estrategias para el abordaje de situaciones difíciles, ejercitar la auto-observación resolviendo conflictos internos, relaciones interpersonales y empoderando a la persona fomentando una mejor autovaloración. Mi formación desde la visión constructivista posracionalista, trabaja mediante la re-organización de aquellas experiencias que provocan desequilibrios físicos, mentales y emocionales, de manera que pueda observarlas y comprenderlas desde una perspectiva integrada, regulando mi vivencia emocional, generando nuevos recursos para enfrentar las mismas u otras experiencias desde mi perspectiva de experto en autoconocimiento, donde el terapeuta pasa a ser un agente que apoya en el proceso y el consultante es el único experto en su experiencia de vida.

La Psicoterapia posracionalista esta orientada a abordar al ser humano desde su propia forma de organizar, interpretar y darle significado a las situaciones que le pasan en la vida cotidiana. Cada persona de acuerdo a sus primeras experiencias de vida, va aprendiendo como ir interpretando las cosas que le pasan, manteniendo siempre la coherencia interna. Cuando vivimos alguna situacion incomoda, dificil, enfermedad, etc. se produce un quiebre en esta coherencia y se necesita volver a reestablecerla para sentirnos bien. Desde esta psicoterapia, se abordan las emociones que albergamos en ese mismo momento de vivido el suceso que nos dolio, volviendo a narrarlo, conectandonos con esas emociones, logramos internalizarlas (entender lo que nos pasa con eso) y re-formular la vivencia lo que genera cambios significativos en la forma en como me vivo dichas experiencias, disminuyendo y erradicando cualquier malestar desde la toma de consciencia de mis emociones en cada proceso vivencial que me moleste o incomode. Esta psicoterapia comprende al consultante como el experto en si mismo, brindandole empoderamiento en su propio proceso de autoconocimiento.

 

Pamela Labatut cuenta con formación en Psicoterapia Posracionalista, cursada en pregrado (Universidad) como perfeccionamiento en postítulo de 3 años orientado a capacitarse como psicoterapeuta Posracionalista acreditada por la Sociedad Chilena de Psicólogos Clínicos.

Sus estudios los realizó en www.inteco.cl con el Psicólogo Alfredo Ruiz.

 

Terapia Floral

Las esencias Florales  fueron creadas por el Dr. Edward Bach en 1933, Médico Inglés que creó la terapia floral como método natural para tratar las enfermedades desde un punto de vista holístico, abarcando mente, emociones, cuerpo y espíritu. Este sistema consta de 38 esencias florales más un remedio de rescate que contiene 5 de éstas esencias.

Las esencias florales son una herramienta terapéutica muy poderosa y de alto beneficio, ya que permiten resolver conflictos emocionales desde los niveles más profundos del alma y del inconsciente, sanando la CAUSA de la problemática con la que llegan a consultar las personas y no el síntoma, como es el trabajo de la medicina tradicional.

“La enfermedad carece de importancia, lo principal es el paciente, la forma en que él se siente afectado, que es nuestra verdadera guía de curación” Edward Bach (Conferencia de Wallingford)

La Constitución de la OMS define la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. Podemos ver entonces la primera diferencia que el  Doctor Edward Bach estableció en esta medicina natural, por lo que se obtiene además el beneficio de poder administrar las esencias florales sin ninguna contraindicación con otro tipo de medicamento alópata.

Para Bach la enfermedad es el último peldaño, es la manifestación evidente y física de un desequilibrio en el bienestar de la persona y se origina en el complejo mundo emocional del sujeto como portadora de un sentido, donde señala aquello que está causando dolor en la persona y que ésta debe conocer y modificar para tener paz, armonía y dicha de vivir.

De ésta forma, la persona puede no solo alcanzar un estado de plenitud en su personalidad (mente, cuerpo y emociones) sino además lograr alinear éstos, con los dictámenes de su alma, nuestro ser superior, nuestro guía.

El enfoque de la terapia floral es integrar las emociones negativas para transformarlas en positivas, generando el propio potencial de autocuración y evitando así, que los pensamientos negativos acaben trasladándose al cuerpo en forma de síntoma o enfermedad.

Las esencias florales del sistema Bach se vinculan a 38 estados emocionales elevando nuestras vibraciones e inundando nuestra naturaleza con la virtud correspondiente al defecto que queremos trabajar para alcanzar nuestro equilibrio entre alma y personalidad. Cada estado emocional tiene dos polos, entendiendo asi que la rabia contiene amor (su polo opuesto), el miedo contiene valentia, etc. Por lo tanto al trabajar mis miedos, voy encontrando internamente mis propios recursos de valentia para que ssalgan a la luz y equilibren mi ser.


Bach fue Médico bacteriólogo, inmunólogo, cirujano y  homeópata (1886 – 1936).

Conoce cómo trabajo en terapia floral, pinchando aquí

 

A continuación se presentan las descripciones de las 38 esencias del Dr. Bach, que a su vez dividió en 7 grupos de remedios florales de acuerdo a distintos estados emocionales:

1. Remedios para los que sienten temor:
Agrupa a Mimulus (miedo a cosas conocidas), Aspen (miedo a lo desconocido),Cherry Plum (miedo al descontrol), Rock Rose (terror, pánico) y Red Chesnut (excesiva preocupación por los demás).

2. Para los que sufren incertidumbre:
Abarca a Cerato (duda de su propio criterio y juicio), Scleranthus (inestabilidad), Gentian
(pesimismo, negatividad), Gorse (pérdida de la fe), Hornbeam (cansancio mental, duda de su voluntad) y Wild Oat (duda de su vocación).

3. Para los que no tienen interés por el presente:
Contiene a Clematis (se evade por la ensoñación, imaginativo), Honeysuckle (nostalgia del pasado), Wild Rose (resignación y apatía), Olive (agotamiento físico extremo), White Chesnut (pensamientos obsesivos), Mustard (depresión de causa desconocida) y Chesnut Bud (no aprende de la experiencia).

4. Para los que sienten soledad:
Agrupa a Water Violet (orgullo, aislamiento), Impatiens (impaciencia) y Heather (autocentramiento, no sabe estar solo).

5. Para hipersensibles:
Abarca a Agrimony (tormento interior, angustia), Centaury (sometimiento), Walnut (influenciabilidad) y Holly (odio, celos, envidia).

6. Para los que están desesperados y abatidos:
En este grupo están Larch (inferioridad), Pine (culpa), Elm (abrumamiento), Sweet Chesnut (estado siempre transitorio,desesperación extrema), Star of Bethlehem (shock), Willow (amargura, resentimiento), Oak (luchador incansable, trabajolismo) y Crab apple (vergüenza y deseo de depuración).

7. Para los que se preocupan por el bienestar de los demás:
Es el grupo de Chicory (posesividad), Vervain (exceso de entusiasmo), Vine (ansia de dominio), Beech (intolerancia, crítica) y Rock Water (rigidez consigo mismo).

El sistema Bach al correr los años, fue dando pie a que otros nuevos y grandes terapeutas florales, crearan sus propios sistemas, potenciando aun más el trabajo clínico.

Otros sistemas con los que trabajo en mi clínica:

  • Fes Flowers (Flores de California, USA)
  • Australian Bush Flowers
  • Saint Germain (Brasil)
    Esencias de Patricia Carrión
  • Flores de Chile:
    - Sistema Desierto Florido
    - Bosque Profundo
    - Altiplano
    - Formulas Combinadas
    - Sistema Déficil Atencional
    - Asilvestradas
  • - Gemas del Glaciar
  • Sistema BE (Body and Emotional)
  • La cancion de Eva
  • Phycosomatic Flowers
  • Deficit Atencional
  • Almascencia Cel
    Esencias Chamánicas de Mexico Antiguo
    Star essences
    Geometrías Sagradas
  • DEVA
  • Elixires "Gayatri Luna" (creación personal)

 

Recorre la galería de fotos y conoce las 38 flores de bach, la terapéutica floral y otros sistemas florales que se utilizan en la actualidad.

Enlaces de interes para profundizar: